Sabías que...

historia del Roquefort Papillon

La fiesta del Pan:
una tradición de más
de 40 años

El pan de centeno es una parte muy importante de la fabricación de Roquefort Papillon.


Es en su migaja donde se desarrolla el Penicillium Roqueforti, el hongo, que le da al queso su sabor y su veteado verde y azul.

Para preservar la tradición y controlar por completo la producción, Papillon ha tenido su propio horno de panadería durante más de 40 años.

Cada año
en septiembre,
se celebra la
fiesta del pan
en el pueblo
de Roquefort.

El panadero Papillon hace aproximadamente 300 panes de centeno que servirán para la producción anual del Penicillium Roqueforti utilizado en la receta de Roquefort Papillon. Se cocinan en el propio horno de panadero que tiene Papillon y lo calientan con madera.

Es esta tradición anual la que aporta a los quesos Roquefort Papillon su sabor singular.

Estos panes, carbonizados en el exterior, contienen una miga aún húmeda que es la que se sembrará Penicillium Roqueforti Papillon.

A través del cambio de luna, el hongo crece en el corazón de los panes, depositados en cuevas naturales durante aproximadamente 40 días. Al final de este período, finalmente se abren los panes para recolectar el precioso hongo.

“De esta manera se crea tradicionalmente este hongo que se
utilizará posteriormente en los quesos Roquefort Papillon”

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies