Sabías que...

Pyrénées Le Moulis. Cada valle, un queso.

Así son los Pirineos franceses. Verdes valles poco poblados, separados por accidentadas cordilleras que los mantienen relativamente aislados, propiciando que cada uno de ellos desarrolle su propia personalidad... y su propia variedad de queso, un alimento que durante siglos ha formado parte de la cultura y el patrimonio de estas montañas.

Aquí, donde la industria no ha establecido factorías, la naturaleza conserva su protagonismo y la vida y los productos son más auténticos y saludables. En este entorno, en el pintoresco pueblo
de Luzenac-de-Moulis, la cuarta generación de la familia Coudray elabora, siguiendo la manera tradicional, unos exquisitos quesos de montaña que han conseguido saltar todas las barreras orográficas y ser reconocidos internacionalmente.

De la quesería LE MOULIS salen alrededor de 400 toneladas de queso cada año, todos ellos elaborados con leche de primera calidad de ganado local.

La deliciosa herencia del abuelo Pujol
Por el año 1934, el señor Henri Pujol, un aldeano del Pirineo francés, decide crear sus propios quesos y llevarlos al mercado. El éxito logrado por estas piezas artesanales marca el inicio de la quesería familiar LE MOULIS. Hoy en día, Marie-Jo Coudray ha tomado el testigo del abuelo Pujol y sigue elaborando quesos de manera tradicional, consciente de que es la fidelidad a esa sabiduría, lo que le asegura una producción con una calidad y una personalidad indiscutibles, valoradas por gourmets de todo el mundo.

Para Marie-Jo Coudray y su pequeño equipo, forma parte del saber tradicional la selección de la leche. Y para las diferentes especialidades de PYRÉNÉES LE MOULIS (queso de cabra, oveja o vaca -de esta última, existe incluso una variedad a base de leche cruda-) se utiliza exclusivamente materia prima de ganado local, alimentado por la perfumada hierba de los paisajes pirenaicos.
La corteza de color pardo de estos quesos, totalmente natural y sin aditivos, es el resultado de los lavados en salmuera que recibe cada pieza.
LE MOULIS, una personalidad expansiva
Fiel a su amor por lo tradicional,LE MOULIS mantiene procesos manuales, tanto para aplicar la salmuera cada dos días durante las dos primeras semanas como para girar las ruedas durante su proceso de maduración, una fase decisiva que en esta quesería artesana se lleva a cabo a la temperatura adecuada y sobre estantes de madera de abeto.

Los resultados son excelentes, quesos de sabor distintivo que han merecido medallas y que son exportados a todo el mundo. Especialidades de montaña y apariencia rustica, de paladar fuerte y reconocible. En su punto de fermentación tras un mínimo de 4 semanas en bodega, son piezas de olor penetrante y pasta firme pero no seca, flexible, con pequeños y numerosos agujeros.

Para satisfacción de los admiradores de sus quesos, Coudray ha encontrado la fórmula para combinar su reivindicación de la tradición con la creación de nuevas variedades, y la familia PYRÉNÉES LE MOULIS sigue creciendo, como con el reciente y delicioso queso azul de leche de oveja.

Elaborados en un pintoresco valle del condado de Couserans, los quesos PYRÉNÉES LE MOULIS se exportan a países tan lejanos como los Emiratos árabes Unidos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies