Sabías que...

Feta, El queso nacido de los pastores nómadas.

Nacido a raíz de los pastores nómadas,

el queso Feta es uno de los quesos más antiguos de Europa.

La mitología dice que el Cíclope Polifemo, hijo de Poseidón y la ninfa Toosa, fue el primer fabricante de este queso. Él transportaba la leche que había ordeñado de sus ovejas, utilizando estómagos de animales como bolsas. Días más tarde la leche había cuajado, convirtiéndose en una masa sólida y sabrosa. Se le empezó a llamar Feta a este “queso cuajado” a partir del siglo XVII, denominado así por el hábito de cortar el queso en trozos

(Feta significa trozo en griego) para guardarlo en barriles con salmuera.
Para los griegos, este importante ingrediente está ligado a su historia y a la tradición de su país.

Es un queso elaborado con leche de oveja y de cabra.

La leche utilizada en la elaboración del queso feta proviene de razas de ovejas y cabras de las regiones montañosas con tradición de ganado nómada. Las piedras y la rugosidad de la tierra, han hecho que las cabras de la zona tengan unas pezuñas muy resistentes y preparadas para subir los terrenos rocosos.

Desde la antigua Grecia,
Aristóteles, Pitágoras y
muchos autores antiguos
describen la fabricación y el
consumo de queso Feta en la
antigua Grecia.

Las regiones autorizadas por la DOP son Epiro, Macedonia, Tracia, Tesalia, Grecia central, Peloponeso y Mitilene. De la flora local de estas regiones provienen las características sensoriales de la leche, y por extensión, del queso FETA.

Una vez elaborado el queso, se sumerge en salmuera evitando así la proliferación de bacterias y mohos de la superficie, así como la deshidratación, mientras continúa su curación.

La marca número uno de queso Feta en Grecia es DODONI. La empresa está situada en la provincia de Epiro, al noroeste del país, compartiendo fronteras con Albania.
Se trata de unas de las zonas mejor preservadas de Grecia a nivel de fauna y flora. Su relieve es abrupto, con picos de más de 2500m de altitud y su clima es muy montañoso con lluvias más abundantes que en el resto del país. La provincia vive mayoritariamente del turismo y de la producción tanto de leche (cabra y oveja) como de carne (representa casi la mitad de la producción nacional). Es una zona muy rural donde hay muchos pastores y productores muy pequeños esparcidos por la provincia. Eso dificulta la recogida diaria de la lecha a nivel logístico que realiza DODONI. Por este motivo, ha creado 4 puntos de recogida de la leche, uno en cada comarca de las diferentes provincias.

De esta manera puede mantener en las mejores condiciones la leche que recolecta de sus casi 5.000 productores.

Tradicionalmente, madura
dos meses como mínimo
en barriles de madera, sin embargo,
la mayoría de los productores de
hoy utilizan depósitos de acero.

La leche fresca de los agricultores llega todos los días a Loannina, incluso desde las partes más distantes y aisladas de Epiro. Y a partir de ahí, el sabor de Epiro viaja a 46 países de todo el mundo a través de sus productos. El paisaje natural único de Epiro con su rica vegetación y biodiversidad rara, que incluye 2.500 hierbas y plantas, es lo que le da al queso Feta DODONI su excelente calidad, sabor único y aroma especial que la han hecho famosa en Grecia y en el extranjero.

DODONI empezó en el año 1963 en la comarca de Loannina, Epiro, colectando leche de vaca que se pasteurizaba y se vendía a los habitantes de la zona. La empresa fue impulsada por 6 cooperativas lecheras de la provincia.
Unos 50 años más tarde, DODONI da trabajo a aproximadamente 400 empleados permanentes y estacionales, siendo la mayor compañía de la Región y ofrece una gama de unos 80 tipos de productos. Entre ellos encontramos el famoso queso Feta, leche fresca, yogures, quesos de pasta prensada y mantequilla.

DODONI desempeña un papel decisivo en la actividad económica de Epiro y está implementando un amplio programa de patrocinio, que apoya actividades culturales, deportivas, educativas y sociales.

El queso Feta DODONI es el más consumido en Grecia.
Tiene un consumo por habitante de unos 10kg al año contra 0,1kg por persona
al año de media para los consumidores de la unión europea.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies